miércoles, 12 de septiembre de 2012

Veinte años...y un dia.


Cuadrilla del Tío Román (1.992-2.012) Se cumplen este mes de febrero de 2.012 veinte años desde que Román Gómez Sánchez comenzara a enseñar las primeras notas a un grupo de niños en la cochera que tiene en el bajo de su casa en el Camino Viejo. Fue en esos días del crudo invierno de 1.992 cuando sonaron los primeros acordes de la Cuadrilla. Lo más necesario para comenzar a trabajar eran las herramientas y como no teníamos instrumentos se le expuso el problema al entonces concejal de cultura Antonio Carreño quien al escuchar el proyecto exclamó “Tira palante Román”. El ayuntamiento compró las primeras guitarras, laúdes y bandurrias, y comenzaron las clases. Recuerdo que hacia mucho frío ese invierno y nos apretujábamos al lado de la lumbre durante aquellas tardes en las que la cuadrilla entonaba sus primeras jotas y aguilandos, eran los inicios de esta aventura que cumple ahora dos décadas de músicas, viajes, discos, bailes y muy buenos momentos. Después de unas semanas de ensayos y ante el inminente debut teníamos que buscar apresuradamente un nombre para el grupo, cuando un servidor le sugirió al maestro lo de “Cuadrilla del Tío Román” éste frunció el ceño y no le hizo mucha gracia, decía que ese apelativo (Tío) le hacia parecer mucho más mayor, -por entonces tenia 60 años -, al final acepto a regañadientes y hoy en día es como más se conoce a este joven octogenario. La primera actuación en público tuvo lugar apenas dos meses después, para el día de la Virgen de la Cabeza, en abril del noventa y dos. Fue un día especial y los componentes de la Cuadrilla le regalamos, a un emocionado Román, una placa de agradecimiento por la gran labor que estaba realizando. Después durante estos veinte años ha recibido muchos más reconocimientos en diferentes lugares como Francia, Portugal, Andalucía, Valencia y otros escenarios de nuestro país. Recuerdo especialmente emotiva una placa que le entregó hace más de quince años el -por entonces- presidente de Castilla La Mancha José Bono en Ayna durante la celebración del día de la región; “Dos de los premiados son, -dijo el máximo mandatario autonómico con ese populismo que le caracterizaba, - de Albacete como yo, el director de cine José Luis Cuerda por su larga trayectoria y títulos como -Amanece que no es poco- y el músico nerpiano Román Gómez Sánchez por su trabajo y dedicación en la recuperación de nuestras tradiciones”.. Cuando se rememoran ciertos periodos de tiempo sucede como en la propia vida, se trasladan más a la infancia a los primeros años, esos que nos influyen para siempre. Los inicios de la Cuadrilla estuvieron marcados por la ilusión que tenía Román en este proyecto y que nos contagió a muchos de los que estábamos a su lado. La Cuadrilla ha participado en estos años en numerosos certámenes de música tradicional a lo largo y ancho de nuestro país. Muy emotivos fueron los dos viajes a Portugal y Francia donde se realizaron intercambios culturales con otros grupos de estos dos países vecinos. Tiene la Cuadrilla dos discos grabados donde recopila parte del repertorio de canciones populares de nuestro pueblo así como diferentes participaciones en varias grabaciones a nivel provincial. Román ha pasado estas dos décadas enseñando en su casa de manera altruista la música de Nerpio a más de cien chicas y chicos con un cariño y una nobleza que es difícil explicar aquí en cuatro líneas, la paciencia y delicadeza con que trató siempre a todos, ese mismo cariño y aprecio le tenemos ahora todos los que hemos pasado por su escuela. Hablando ahora del músico, este hombre es una gran enciclopedia del folklore nerpiano, posee una enorme sabiduría popular y tiene un oído privilegiado, toca y templa todos los instrumentos, guitarras, laúdes, bandurrias, requintos, hasta un violín que le regalaron hace unos años consigue hacerlo sonar. Una de sus facetas menos conocidas - en la cuadrilla suelen cantar las chicas- es el cante al que le da un aire y sentimiento especial como sólo saben hacer los viejos aguilanderos. Como buen músico y poeta es autor de varias canciones como el “Himno de Nerpio” y el villancico "Arbol de navidad" entre otras. Además de la música y la lectura disfruta con su huerto donde elabora con artesanía en un viejo alambique algunos caldos típicos del lugar. Es merengue de la vieja escuela como su admirado Del Bosque, y como tal, disfruta viendo jugar a Iniesta hasta cuando lo hace de azulgrana. El mérito del trabajo desinteresado de este hombre es incalculable, la música tradicional de nuestro pueblo estaba hace veinte años casi en peligro de extinción, hoy en día casi todas las familias nerpianas tienen entre sus miembros alguien que toca, canta o baila porque en algún momento de sus vidas formaron parte de la gran familia de La Cuadrilla del Tío Román. Una familia en la que tristemente ya no estamos todos, me acuerdo de aquellos inicios hace veinte años y de un muchacho alegre, noble y gracioso que tocaba con habilidad la bandurria, siempre lo tendremos en nuestra memoria. La continuidad de esta tradición seguirá viva y crecerá si somos nosotros tan generosos como lo es Román y sabemos transmitir ese sentimiento a los más jóvenes. Hay que destacar también la labor de la Cuadrilla como creadora y organizadora de los primeros encuentros de música popular en Nerpio y del nacimiento y fundación de esta revista algo que costó mucho empeño en aquellos primeros años en los que algunos politiquillos locales ponían todas las trabas posibles para entorpecer algunos de nuestros proyectos. En fin, en veinte años hay muchas cosas que contar y cada cual tiene su particular historia, lo más importante es que a la música tradicional de nuestro pueblo le vino muy bien ese aire fresco que instauro Román con sus diferentes cuadrillas en estas dos décadas. Él es el principal responsable del resurgir de la música popular en Nerpio, sobre todo entre los más jóvenes que comenzaron a apreciar el arte de la sabiduría ancestral transmitida con entusiasmo e inteligencia por un artista cuya sensibilidad hemos tenido la suerte de disfrutar todos los que en algún momento formamos parte de esta agrupación musical. Además de todo esto hay muchas más cosas que no hay tiempo ni lugar para contar aquí. Román es también el editor moral de esta publicación anual que tienen en sus manos, estas páginas impresas nacieron junto a la Cuadrilla para divulgar lo que amamos, la música, la poesía, nuestro pueblo y nuestras tradiciones. En este vigésimo aniversario, tan especial para la Cuadrilla y para todos los que hemos formado parte de ella, la portada de la Revista de Taibilla es un gran homenaje a su fundador, un retrato realizado por el gran pintor nerpiano Xisco Fuentes colaborador en otros números de la revista y que tenía muchas ganas de plasmar en un cuadro a uno de los personajes más importantes de las últimas décadas en Nerpio, Don Román Gómez Sánchez. ( El Tío Román.)
 Pedro Serrano Gómez. 2.012